”Alternate 601 98 73 47
  • Instagram
  • RSS

Mantener una buena hidratación de todo nuestro cuerpo es algo que debemos tener siempre presente. Aun más si la falta de hidratación se produce en el rostro, ya que la piel de esta zona es especialmente más sensible y delicada.

El buen tiempo trae consigo la ansiada vitamina D que nuestro cuerpo tanto necesita. En contrapartida, los rayos solares también implican una mayor exposición a radiaciones que pueden ser perjudiciales.  Además, el contacto con el agua de distintos lugares, como el mar o las piscinas, también supone un factor determinante debido a las sustancias que contiene.

No sólo eso, sino que en regiones muy cálidas seguramente viviremos cambios bruscos de temperatura. Esto se debe a la diferencia entre la sensación térmica que existe en un interior en contraste con la de un exterior.

 

Cabe hacer una distinción entre la piel seca y la piel deshidratada. La piel con falta de hidratación es la que no conserva los niveles óptimos de agua, perdiendo así la función de su capa protectora.

 

La piel deshidratada presenta rasgos como una notable falta de brillo, percibiendo la ausencia de iluminación en la misma. También pueden aparecer pequeños pliegues o arrugas en las zonas de nariz y mentón, así como una gran tirantez en el conjunto de la piel.

Es posible que seas tú mism@ quien sospeche que tienes un problema de hidratación en la piel. Aún así, siempre es mejor ponerte en contacto con un especialista que te lo confirme y argumente cómo proceder.

 

A continuación exponemos algunos consejos útiles para mejorar la piel con falta de hidratación en la zona de la cara:

  • En primer lugar, nuestra ingesta de agua diaria debe situarse en unos 1,5-2 litros.
  • La protección solar es fundamental para evitar que la piel se deshidrate.
  • Una buena idea puede ser adquirir una correcta limpieza del rostro tanto por la mañana como por la noche.
  • Las frutas están compuestas en gran medida por agua, de modo que su ingesta será altamente beneficiosa. Algunas opciones óptimas pueden ser la piña, la sandía o el pepino.
  • Mantener una actividad física regular y cumplir las horas de descanso diarias te ayudarán a regular los niveles de hidratación.

 

Finalmente, nuestros profesionales también pueden proponerte técnicas efectivas para tratar la falta de hidratación en el rostro. Algunas de ellas son la realización de un peeling, los tratamientos de mesoterapia facial o el uso de toxina botulínica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies